Los objetos de Ganbara seguirán hablando

2023, 20 de Diciembre

ganbaraTermina el año 2023, un momento para el balance y la memoria de lo realizado este año en el que la Colección Ganbara ha tenido un protagonismo especial. Con la presentación el pasado 10 de noviembre en el museo San Telmo del libro Altzako etxe batera bidaia 60ko hamarkadan (descargar Pdf) ha comenzado una nueva etapa para Ganbara. (Se puede ver aquí un pequeño reportaje fotográfico del acto y aquí el vídeo del acto completo).

En adelante, ya en el seno de la Sociedad de Ciencias Aranzadi, podrá seguir creciendo con las nuevas donaciones que pueda recibir Ganbara, pero continuará conservando un espacio propio dentro de nuestra web Altzanet, donde se pueden consultar las fichas de 150 objetos de la colección y descargar el libro editado por Aranzadi.

En la introducción del libro hemos resumido las ideas y los hitos principales que han dado sentido a un proyecto como Ganbara en sus veintiséis años de vida en AHM. Reproducimos a continuación el texto publicado, traducido al castellano:

Los objetos de Ganbara seguirán hablando

Altza conoció una profunda metamorfosis a lo largo del siglo XX y una secular comunidad rural se convirtió en comunidad industrial. Esta transformación, motivada sobre todo por impulsos y tensiones externas, ha moldeado a los altzatarras del siglo pasado y forma parte de la experiencia vital de muchas personas y colectivos que han protagonizado este periodo histórico.

La irrupción de una economía basada en las tecnologías de la información y la comunicación, sin embargo, supuso un nuevo salto, una nueva transformación, hasta llevar al olvido y al punto de desaparición los hábitos, espacios y objetos que han formado parte imprescindible de nuestra vida cotidiana.

Conscientes en Altzako Historia Mintegia de la importancia de vivir el presente en plenitud y de nuestra responsabilidad en la construcción del mejor futuro, como grupo de ciudadanos sensibilizados con el devenir histórico de su comunidad, desde el primer momento se planteó el ambicioso proyecto de convertirse en un vivero de actividades e iniciativas encaminadas a preservar la memoria y la experiencia personal de los altzatarras y su colectividad.

Y precisamente desde esta perspectiva, AHM ha llevado a cabo en sus treinta y siete años de vida un sinfín de actividades para conseguir estos objetivos, una de las cuales ha sido Ganbara, que desde 1997 ha tratado de reunir, cuidar y dar a conocer la colección de objetos domésticos de origen industrial que la conforman.

Entendemos que este proyecto responde perfectamente a la necesidad de cubrir el vacío existente en ese ámbito de la memoria histórica y cercana que hemos expuesto más arriba. Ganbara no ha querido ser una mera colección de objetos que satisfaga el gusto coleccionista de algunos individuos. Al contrario, ha tenido vocación social.

El hombre es un símbolo creador y autor de objetos. Los objetos van más allá de su función y de su valor como mercancías: cómo se adquirió, dónde, en qué momento, a través de quién… Los objetos son portadores de emociones y se relacionan con las propias vivencias, así como de significados. Los objetos hablan.

Además, este simbolismo aumenta si estos objetos están asociados a la vida doméstica. El ajuar doméstico, los objetos vinculados al hogar, forman el hogar. La casa es nuestro primer rincón del mundo; nuestro primer universo.

Los objetos, por tanto, están relacionados con la memoria y el recuerdo, tienen capacidad evocadora y crean una imagen del pasado que tenemos en la memoria, por lo que ayudan a definir la propia identidad, pero también la de la comunidad, en la medida en que las personas forman parte de un grupo. Por eso es importante Ganbara.

Como decíamos, AHM comenzó a recoger objetos desde su creación en 1986 y a partir de 1997, gracias a la iniciativa de Javier Cantera y al grupo reunido en torno a él, el proyecto tomó forma, recogiendo, clasificando, ordenando y dando a conocer los objetos. Así, se publicaron artículos divulgativos en el boletín Estibaus de la asociación, se ofrecieron fichas de objetos en la web del AHM www.altzanet.eus y se habilitaron exposiciones y se realizaron visitas guiadas.

Uno de los objetivos iniciales del proyecto era la creación de un espacio museístico para la conservación y conservación de los objetos de la colección y su puesta a disposición de la comunidad. Tras varios esfuerzos y con el paso de los años, la preocupación e incertidumbre por el futuro de Ganbara fue enraizándose.

Por ello, en los últimos años, los principales esfuerzos han consistido en la elaboración de un catálogo completo del fondo de Ganbara y la búsqueda de una nueva asociación o entidad que integre el fondo de la colección en su totalidad, asegurando que los objetos estarán disponibles para la realización de una posible exposición futura o de cualquier otra actividad, y que la colección Ganbara, a la hora de integrarse en otro gran fondo patrimonial, no se disolverá y seguirá teniendo carácter propio.

Así, hace unos tres años, el Departamento de Etnografía de la Sociedad de Ciencias Aranzadi nos abrió sus puertas para recoger Ganbara dentro de su proyecto “La memoria de las cosas”. Así, en el verano de 2022 iniciamos una nueva etapa en la trayectoria de la Colección Ganbara con el depósito de objetos de Ganbara desde el almacén de la casa de cultura de Larratxo en el Laboratorio de Etnografía ubicado en el “Colegio Amarillo” de Bidebieta.

Sólo tenemos motivos para estar muy contentos y agradecidos. Tenemos que agradecer a las treinta y uno personas que nos han entregado sus objetos durante todos estos años, así como a Donostia Kultura que nos haya cedido el espacio para guardarlos, que ha dado cobijo a GANBARA durante todos esos años en la casa de cultura de Larratxo.

Estamos muy agradecidos con la Sociedad de Ciencias Aranzadi y sus miembros: Fermín Leizaola, director del Departamento de Etnografía, porque antes y ahora siempre ha estado a nuestro lado; Maite Errarte y Suberri Matelo, jóvenes investigadores del Departamento de Etnografía, porque se han hecho cargo de Ganbara con profesionalidad y cariño; así como Aintzane Kortajarena, que se ha encargado de la publicación del libro. Y, por supuesto, no podemos de dejar de recordar a nuestros amigos y compañeros de AHM que ya nos han dejado, Javier Cantera, principal impulsor del proyecto Ganbara, y a Ángel Calvo, miembro del Departamento de Etnografía.

Dentro de las colecciones de Aranzadi, los objetos de Ganbara podrán seguir hablando. Este catálogo que tenemos entre manos es una prueba de ello y nos anuncia un futuro prometedor para la colección.

Etiquetas:

Dejar un comentario

Estibaus

Categorías

Febrero 2024
L M X J V S D
« Ene    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
26272829  

RSS

Últimos comentarios

  • Luma
    (2024, 17 de Febrero)
    «Oso oso interesgarria. »
  • Estibaus
    (2024, 8 de Febrero)
    «Ez, sarrera librea da jarlekuak bete arte. »
  • zigor
    (2024, 8 de Febrero)
    «Bikain. Izena eman behar da aurretik? »
  • Ekhi
    (2024, 10 de Enero)
    «Jaiotza oso polita da !! Eskerrik asko jartzeagatik. »
  • Olatz Ocerin Ibáñez
    (2023, 16 de Noviembre)
    «Egun on, soy Olatz Ocerin, arquitecta y profesora de la Escuela de Arquitectura de la UPV/EHU. Estoy haciendo un trabajo ...»

etiquetas


En la red