El pintor Ruiz Balerdi en Herrera

2023, 28 de Febrero

arkaltza-balerdi
Iñaki Martiarena “MATTIN”: ARKALTZA [1]

Iñigo Landa Ijurko

El pintor donostiarra Rafael Ruiz Balerdi (1934-1992) es una de las referencias artísticas imprescindibles del arte contemporáneo vasco. Trabajaba con cuadros abstractos a partir de la observación, el color y la espontaneidad creativa. [2]

En 1973, después de muchos años fuera de San Sebastián, regresa y encuentra en la escuela pública de Andoain un espacio suficientemente grande donde poder continuar su trabajo con un cuadro de gran tamaño que estaba realizando. La estrecha relación creativa que se establecerá entre el artista y las niñas y niños de la escuela le llevará a extender esa experiencia didáctica a las escuelas públicas de Lasarte y Herrera, a lo largo de cinco años.

pyh-de-eh-1977_11_03-pp-24-argazkia“Al principio no le di demasiada importancia pero luego, en cuanto comencé a ver los primeros resultados del entusiasmo de los chicos, es cuando me di cuenta de que todo aquello podía tener más importancia de lo que yo inicialmente le concedí. La cosa es que seguí en Andoáin y luego en otras escuelas hasta hoy, aquí en Herrera. Ahora, además de pintura hacemos música y danza, materias de las que se encargan otros dos compañeros, y los resultados son tan interesantes como en pintura. Los chavales tienen un gran empuje.” (Punto y Hora de Euskal Herria, noviembre de 1977) [3]

Gracias a dos alumnas del entonces colegio Romualdo de Toledo, Arantza y Lorea, que en aquel intervalo de tiempo tenían entre ocho y catorce años, podemos tener testimonios directos  de aquella experiencia. Recuerdan muy bien a “Rafa, el profe de dibujo“, y cómo eran aquellas clases. Los profesores recibían un tratamiento de “don”, pero el de dibujo era, sencillamente, Rafa. Un hombre callado, buena persona. Eran los años finales del franquismo y había profesores con ganas de renovar la escuela. Organizaron clases de dibujo, danza y música dentro del horario escolar, en aulas específicas a las que los alumnos asistían de forma voluntaria.

herrera-ikastetxea

El aula de dibujo estaba en la segunda planta. Era espaciosa y luminosa, con ventanas a tres fachadas. (En la fotografía, encima del cartel Herrera Ikastetxea) La ubicación elevada del colegio ofrecía amplias vistas sobre Herrera y un amplio horizonte. Rafa se valió de ese aula como taller artístico donde poder trabajar sus cuadros de gran tamaño [4] a la vista de las niñas y niños que asistían a clase, y trabajar con ellos la observación y la creatividad que el artista consideraba innata en ellos, “si pintan es porque tienen las mentes libres”.

jardin-claro-i-b
Jardín claro I

Rafa y los alumnos intercambiaban comentarios sobre los cuadros que estaba pintando. Lorea recuerda que un día que Rafa estaba con uno de sus cuadros abstractos, ella se le acercó para preguntarle por lo que estaba dibujando. Él le devolvió la pregunta, “¿qué ves ahí?”, mientras que con el dedo trazaba una línea imaginaria sobre el lienzo que permitió a Lorea imaginar una mujer con un niño en brazos, una imagen que Lorea seguía percibiendo incluso cuando el artista hacía girar el cuadro.

herrera-i-ii-iii
Herrera I, II, eta III

Junto con los cuadros abstractos, Balerdi pintó en el aula, con una finalidad didáctica, al menos tres cuadros figurativos, a partir del paisaje que se podía observar desde las ventanas del aula. En Herrera I se aprecian las casas de la calzada de San Ignacio en primer plano y Jaizkibel a lo lejos. El cuadro Herrera II está pintado desde otra ventana, pero con una orientación similar al anterior. Y Herrera III mira en la dirección opuesta, con el tejado de la fábrica de Ramón Vizcaíno en primer plano, la variante y la zona de Julimasene en el centro.

Además de sus cuadros abstractos y figurativos, en el aula colocaba cuadros de pintores clásicos que servían de modelo, daban pie a la conversación y animaban a los y las niñas a realizar sus creaciones personales. Arantza recuerda que uno de los dibujos que hizo, su padre lo enmarcó y colgó en la pared de casa. A Lorea también le gustaba dibujar, sobre todo caras, y Rafa le sugería abrirse a otros temas. Pero a ella lo que más le gustaba era la clase de danza, donde aprendían ballet y diferentes tipos de bailes. La profesora, Menchu [Medel], les llevaba a bailar a otros centros del entorno y le animó a que continuara formándose y se dedicara a la danza, pero en casa no se lo podían permitir, viéndose su vocación frustrada.

Aquella experiencia artística y educativa en el colegio de Herrera terminó en 1978, pero las tizas, las ceras y el papel, materiales sencillos y baratos, típicamente escolares, pasaron a convertirse en herramientas habituales en la producción artística de Balerdi. Fue un hito en su trayectoria que reprodujo casi diez años más tarde, en 1985, en Gasteiz, en la exposición “Así pinta…” en la que pintó en vivo un cuadro con la participación directa de un público infantil presente en el acto.

terraza-alde-19
Terraza-Alde, 19

La relación de Ruiz Balerdi con Herrera no se limitó al colegio Romualdo de Toledo. El artista y su compañera Jacqueline Sánchez compraron en 1984 una vivienda en la casa Terraza-Alde, junto a la calzada San Ignacio (Jolastokieta, 19) para convertirla en taller de trabajo hasta su fallecimiento en 1992.

El poeta Gabriel Aresti, amigo y colaborador de Balerdi, también se hizo eco de la experiencia escolar del pintor en Herrera, en el poema “Rafa, ez Sanzio, Ruiz Balerdi”:

“Hobeki ikusten da
Herrerako eskola nazionalean
edo
Amezketako ikastolan,
nola bertan ikasten dute
umeek
zer aldi dagoen ferdetik gorrira,
mugimentuen eta masen direkzioa.”
(”Se ve mejor / en la escuela nacional de Herrera / o / en la ikastola de Amezqueta, / así aprenden allí / los niños, / qué espacio hay del verde al rojo, / la dirección de las masas y los movimientos.”) [5]

Con motivo del fallecimiento del artista, el diario Egin le dedicó el 12 de marzo de 1992 toda una página ilustrada con una foto de Balerdi subido en una escalera delante de un gran cuadro y rodeado de alumnas. En la misma página, Eduardo Chillida, con un “Querido Rafa”, le dedicaba entre otras estas palabras: “Tus libros por el suelo en la escuela de Andoain tuvieron un hermoso destino.” [6]

Después de casi medio siglo de aquella experiencia educativa en Herrera, la visión del arte no elitista, popular, guiada por el espíritu libre y creativo que animaba todo el trabajo de Ruiz Balerdi, ha sido recuperada para las generaciones actuales por el ilustrador Iñaki Martiarena “Mattin” y su proyecto Arkaltza que estos últimos años está desarrollando en distintos centros escolares altzatarras. Una iniciativa que ha pasado a formar parte del hermoso destino de la obra de Rafael Ruiz Balerdi. [7]

arkaltza-2

***

Referencias:

[1] Iñaki Martiarena “MATTIN”: Arkaltza. Autoedición, 2021. En 2022 ha publicado una segunda edición ampliada. El libro solo está a disposición del público en las bibliotecas infantiles.

[2] Todos los datos biográficos y referencias a la obra de Ruiz Balerdi extraídos de VIAR, Javier: Balerdi. La experiencia infinita = Balerdi. Azkengabeko esperientzia. Ed.: Sala Recalde, Koldo Mitxelena Kulturunea, 1993.

[3] Carlos LAREAU: “Balerdi o «atreverse al desastre»“, en: Punto y Hora de Euskal Herria, 3-9 de Noviembre de 1977, pp. 22-25.

[4] En Herrera realizó los cuadros Jardín claro I, II, III, IV.

[5] ARESTI, Gabriel: “Rafael, ez Sanzio, Ruiz Balerdi“, en: Poesia argitaragabea. Azken poesia. Gabriel Arestiren Literatur Lanak - 5. Susa, 1986. Pp. 78-80. Traducción: Jon Juaristi (Publ.: VIAR,… p. 13).

[6] EGIN, 1992-03-12, pág. 45. Eduardo Chillida: “Querido Rafa”. En la misma página, Rafael Castellano: “Universos de tiza”.

[7] Beñat ARIZMENDI AMORIZA: Arte garaikidea Iñaki Martiarena “Mattin”-en Arkaltza-n. Haur Hezkuntza Graduko amaierako lana. 2022.

Etiquetas: ,

Dejar un comentario

Estibaus

Categorías

Junio 2024
L M X J V S D
« May    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

RSS

Últimos comentarios

  • Soledad Benito Domingo
    (2024, 23 de Junio)
    «Me vuelvo a poner nuevamente en contacto con vosotros, después de tres años, ahora os puedo asegurar que Claudio Egaña ...»
  • Félix Maraña
    (2024, 5 de Junio)
    «Un artículo muy bien planteado, en la recuperación de la memoria de Altza. Y aparecen jóvenes que han sido protagonistas ...»
  • Estibaus
    (2024, 8 de Mayo)
    «Hola. En la Revista Deba tienes al menos 8 artículos sobre Irarrazabal, uno de ellos, en concreto, se titula "Irarrazabal: ...»
  • José Irarrazaval
    (2024, 8 de Mayo)
    «Voy en camino desde Paris a conocer Deba, ciudad de origen de mi familia Irarrazaval y me da mucho gusto ...»
  • Maite
    (2024, 4 de Mayo)
    «Zein ondo ekarria! Tamalez gaurkotasun handia duena. Zenbat behar dugu konturatzeko zenbat postureo dagoen benetako boterea eta partaidetza ematearen ordez. »

etiquetas


En la red